lunes, 24 de marzo de 2014

EL VALOR DE UNA MADRE

Las crías tienen que ser alimentadas durante largo tiempo por sus padres; en cuanto la madre pelicano engulle los peces, lo lleva en el buche. Cuando llega al nido devuelve este alimento medio deshecho a su bolsa, por medio de extraños movimientos, abriendo el pico lo presenta a sus hijos que lo devoran con avidez. Es extraño ver el espectáculo de un pelicano adulto alimentado asi a sus pollos: uno de ellos con toda la cabeza sepultada en su esófago, mientras los otros esperan su turno. De ahí la leyenda de que el pelícano alimenta con su propio cuerpo a sus crías..